¿Qué música suena en el espacio?

Publicado en 26 octubre, 2011

3


El astronauta Chris Hadfield se llevó consigo al espacio una guitarra plegable/The Canadian Press

Yuri Gagarin, el primer hombre espacial, fue al cosmos y volvió de él tarareando. En el que podría haber sido el último viaje de su vida, se llevó la música consigo. “La patria escucha, la patria sabe, dónde en el cielo vuela su hijo”, canturreó mientras la nave espacial Vostok se convertía en una bola de fuego durante la reentrada en la atmósfera terrestre.

Siempre que exista aire por el que propagarse, las ondas sonoras se comportan del mismo modo bajo la microgravedad reinante en la Estación Espacial Internacional que en cualquier rincón terrícola. O sea, que sonar suena igual, lo único que cambia es el modo en que uno ha de manejar los instrumentos musicales. Con la casi ausencia de gravedad haciendo de las suyas, los astronautas tienen que apañárselas para tocar sus instrumentos ‘flotantes’.

Parece ser que los primeros instrumentos que se tocaron en el espacio fueron una harmónica y un par de campanillas, allá por 1965. Y la tonada, “Jingle Bells”. Desde entonces, muchos astronautas han optado por pasar su tiempo libre en el espacio en la compañía de un instrumento. Ron Garan, que acaba de volver de su periplo cósmico, improvisó un divertido blues cuando la incertidumbre amenazó su regreso a casa.

Muchos astronautas con talento musical han querido llevarse sus instrumentos al espacio. Sorprende averiguar que no sólo han tocado una guitarra, un piano, una flauta o un saxofón, sino que hasta se han llevado un didgeridoo.

Despertador espacial 

Los habitantes de la Estación Espacial se despiertan con el convencional pitido de un despertador. Era el transbordador espacial Shuttle el que amenizaba sus mañanas con una canción-despertador diferente cada día.    

La NASA ha utilizado música para despertar a sus astronautas durante más de cuatro décadas. “Hello Dolly” fue la primera en sonar durante la misión Gemini 6, en 1965. Durante los años sesenta, las melodías más recurrentes fueron las marchas militares, música clásica y canciones de Frank Sinatra o Dean Martin.

Varias misiones Gemini usaron la música para llenar los momentos de relativa inactividad en la cápsula. En el caso de Apolo 11, por ejemplo, en vez de música se les despertaba con noticias y retransmisiones deportivas.

El astronauta Carl E. Walz da un recital de piano a sus compañeros en el laboratorio Destiny de la Estación Espacial Internacional en 2002/ NASA.

Las canciones-despertador son normalmente elegidas por los controladores de vuelo y por los familiares más cercanos. El astronauta español Pedro Duque, por ejemplo, comenzó sus mañanas en el espacio con “La Cucaracha” y “Cachito” por cortesía de su mujer. Todas ellas han de ser escogidas sin ánimo de lucro o promoción comercial, de modo que son filtradas y aprobadas antes del vuelo.

Los hits del Cosmos

Ésta es la música más sonada en el espacio por la NASA, de acuerdo con un precioso documento que recoge una discografía digna de un disco de oro. Ahora que el programa Shuttle ha llegado a su fin, ¿habrá que irse con la música a otra parte o se reinstaurará la tradición americana?

-    Good Day Sunshine y Here comes the Sun, The Beatles

-    What a wonderful world, Louis Armstrong

-    Houston, Dean Martin

-    Space Oddity and Changes, David Bowie

-    Rocky, banda sonora de la película

-    Himnos nacionales (récord de cinco himnos diferentes durante la misión STS-84)

-    Taking care of business, Bachman-Turner overdrive

-    Thus Spoke Zarathustra, Richard Strauss para ’2001, una odisea en el espacio’

About these ads