China, ¿sexo en el espacio?

Publicado en 19 febrero, 2012

6


El amor está... en el espacio / "Love in Space"

Tanto en el cielo como en la Tierra, los chinos van a mil revoluciones. Su programa espacial continúa una meteórica carrera más allá de la bóveda celeste, y este mismo verano pondrán a prueba sus propios límites con el lanzamiento tripulado de la Shenzhou 9 y el posterior acoplamiento con su ´palacio celeste´ o, en otras palabras menos místicas, con la estación espacial Tiangong.

Y así en el cielo como en la Tierra, China romperá su propio récord demográfico. De los nueve seres humanos que para entonces estén orbitando el planeta, tres serán chinos, tres rusos, dos americanos y el noveno, dependiendo de la fecha, será o bien europeo (André Kuipers) o bien japonés (Akihiko Hoshide).

El fenómeno espacial chino ha dado ya el salto a la gran pantalla con una película que trata un tema que hasta hoy sigue siendo de ciencia y ficción: el sexo en el espacio. ¿Serán los chinos los primeros en mantener relaciones sexuales ingrávidas? Parafraseando maliciosamente al experto espacial Brian Harvey, “teniendo en cuenta lo que viene ocurriendo en los últimos años, sería aún más increíble que no lo hicieran”.

Amor lunático/ "Love in Space"

De momento, el taquillazo se llama Amor en el espacio, y según las críticas no pasa de ser una comedia romanticoide. Sintiendo desilusionar a los que han sido engañados por el titular, no hay sexo explícito, pero sí coqueteo, caricias etéreas, besos robados y hasta peleas de pareja.

Espero no arruinar más si cabe la película si cuento que comienza con un guiño a 2001: Una odisea del espacio, y que el vals del Danubio Azul de Strauss resuena en la Luna, donde una pareja de taikonautas plantan una bandera no en aras de la humanidad, sino en las de su propio amor.

Los directores dicen que la inspiración surgió al imaginarse unos jóvenes besándose en ausencia de gravedad. La cosa derivó en un romance en la Luna, con historias paralelas en Pekín y en Sydney.

Lo cierto es que, a pesar de los rumores, ninguna agencia espacial ha reconocido jamás que haya habido encuentros sexuales en el espacio, y mucho menos que se hayan diseñado experimentos como muchos apuntan en la red. Sintiendo de nuevo arruinar la imaginación de algunos, el sexo espacial no parece estar entre las prioridades de los gobiernos.

Go Cosmic Baby! / Fwak animation

Hay que decir que, más allá del acto en sí, la reproducción sí ha sido estudiada en el espacio, sólo que con ratas ya embarazadas. Los experimentos llevados a cabo por la Unión Soviética demostraron que el espacio no le sienta bien a los fetos terrestres. Como apuntábamos en un post anterior, el embrión no lograba adherirse al útero, la madre perdía peso o el feto sufría problemas de desarrollo. En los varones, el peso de los testículos se redujo y disminuyó la producción de espermatozoides.

Sin embargo, aún hay esperanza para el ser humano. Y sí no que se lo digan al Bebé Cósmico, una animación divertidísima que no pasó de los capítulos piloto, pero que nos regaló este divertido himno dedicado al “héroe en las estrellas, el bebé en la Luna”. No tiene desperdicio.

- Referencias:
China’s space program. From conception to manned spaceflight, Brian Harvey, Ed. Springer
Praxis, 2004, Reino Unido


About these ads
Etiquetado: , ,