Pirotecnia estelar

Publicado en 13 junio, 2012

3


A veces resulta difícil soportar el exceso de belleza. Desde la atalaya orbital que es la Estación Espacial Internacional, un avezado ojo ha cazado el luminoso rastro de las estrellas, la eléctrica estela de las ciudades y hasta tormentas que parecen galaxias en formación.

Tamaña sorpresa astrofotográfica llega de la mano del astronauta de la NASA Don Pettit, científico innovador donde los haya. ¿Por qué no habíamos visto antes nada igual?

Esta imagen apunta hacia la estructura de armazón integrada de la ISS, lo que vendría ser el final de su espina dorsal. También se pueden adivinar trazos de los paneles solares. NASA/Don Pettit

“Para conseguir estas imágenes con las estelas de las estrellas he utilizado una exposición de entre 10 y 15 minutos”, explica Don. “Sin embargo, las cámaras digitales modernas tan sólo permiten una exposición de un máximo de 30 segundos sin que el ruido electrónico blanquee la imagen. Lo que he hecho es lo que hacen muchos astrónomos aficionados: tomar múltiples fotos con exposiciones de 30 segundos y luego ‘apilarlas’ usando un programa informático.”

Parece como si del módulo japonés Kibo saliera despedida una lluvia de estrellas que, al contacto con el planeta, decidiera imprimirse en la superficie terrestre. El ojo atento podrá encontrar, en la parte derecha de la imagen, una tenue estela discordante. Se trata del cohete Ariane 5, que el pasado 23 de marzo lanzó el vehículo espacial europeo ATV-3 Edoardo Amaldi hacia la Estación. NASA/Don Pettit

Las hipnóticas imágenes fueron tomadas con lentes de gran angular (ojo de pez). Jugando con la órbita de las estrellas y la de la propia Estación, el astronauta consiguió capturar estas mágicas estelas.

Desde la cúpula de la Estación Espacial Internacional, el planeta deja tras de sí un rastro eléctrico.
NASA/ Don Pettit

Que las imágenes fueran tomadas por Don Pettit no es casualidad. En su anterior vuelo espacial, en el año 2003, este ingeniero químico construyó con piezas sueltas que encontró en la Estación una suerte de trípode (el conocido como ‘barn door tracker’) que compensaba en movimiento de la ISS respecto a la superficie terrestre. Este simple mecanismo permitía obtener imágenes más nítidas y de mayor resolución.

Las tormentas terrícolas se asemejan a galaxias en formación. NASA/Don Pettit

Una inaudita imagen de la Estación Espacial Internacional entre bambalinas. El Universo se arremolina a su alrededor. NASA/Don Pettit

About these ads
Posted in: Cosmos visual